Descripción del consorcio

Estos son los miembros del consorcio:

MAHOU es una empresa familiar 100% española con 125 años de historia. Nuestro equipo lo componen más de 2800 profesionales.

MAHOU elabora un 34.5% de toda la cerveza producida en España, posee 45 marcas a nivel nacional y 76 productos diferentes, entre los que destacan algunos tan emblemáticos como Mahou Cinco Estrellas, San Miguel Especial, Alhambra Reserva 1925 o Solán de Cabras. Esta posición de liderazgo en España facilita a Mahou penetrar en nuevos mercados, está presente en más de 70 países y produce el 70% de la cerveza española que se consume en el exterior.

En Mahou, innovación y tradición van de la mano. Gracias a la tecnología, se ha conseguido mejorar la eficiencia en los procesos pudiendo satisfacer las crecientes expectativas de los clientes. No obstante, esto no ha tenido un impacto negativo en la tradición y esencia de la compañía. Es más, en Mahou San Miguel tenemos como seña de identidad el dominio de la artesanía de la cerveza.

Mahou San Miguel es un proyecto con un objetivo claro: ser sostenible a largo plazo, basándose en un buen rendimiento económico continuo e involucrándose en causas sociales y ambientales.

La búsqueda permanente de la excelencia incluye asumir importantes compromisos y obligaciones. Entendemos que una empresa como la nuestra no puede limitarse únicamente al proceso de producción y al cumplimiento de sus obligaciones legales.

Operamos respetando nuestro entorno y garantizando una gestión responsable y eficiente de los recursos naturales. Nuestro objetivo es convertirnos en la compañía con la huella ambiental más baja de la industria de alimentos y bebidas en 2020, y trabajamos diariamente para minimizar el impacto ambiental generado por nuestra actividad. El 100% de la energía eléctrica consumida por nuestra producción proviene de fuentes renovables. Además, contamos con un plan de movilidad sostenible, con el cual hemos logrado ahorrar cerca de un millón de desplazamientos y reducir nuestras emisiones de CO2 en un 47%. Por otro lado, nos hemos adherido al mandato de agua del Pacto Mundial de las Naciones Unidas comprometiéndonos a mejorar continuamente en la gestión del agua. Hemos aumentado nuestra tasa de recuperación de residuos hasta un 99,5%. Trabajamos continuamente en diseños ecológicos para nuestros productos buscando eficiencia y sostenibilidad. Hemos lanzado un programa de análisis del ciclo de vida de nuestros productos y procesos, donde se investiga y evalúa los impactos ambientales en todas las etapas de producción y distribución.

Aqualia es la empresa del Grupo FCC encargada de gestionar todas las actividades relacionadas con el ciclo integral del agua. FCC es el grupo de servicios públicos líder en España, presente en los 5 continentes y emplea a cerca de 100.000 personas en 52 países. La actividad de Aqualia comprende 3 grandes áreas entre las que se generan sinergias entre conocimiento, investigación y metodología:
Gestión de servicios públicos de agua.

Diseño y construcción de infraestructuras hidráulicas y plantas de tratamiento.
Soluciones globales para el uso del agua a nivel industrial. Mediante estas diferentes áreas de negocio, Aqualia ofrece soluciones a nivel social, técnico y financiero para cualquier uso del agua: consumo humano, agrícola e industrial. En España, Aqualia presta servicios a cerca de 1000 municipios, englobando a cerca de 13 millones de habitantes, y desarrolla actividades a nivel internacional, en Portugal, Italia y la República Checa, así como en América Latina. Actualmente se están ejecutando proyectos de diseño, construcción y operación en importantes infraestructuras de agua y saneamiento en Argelia, Bosnia, Chile, China, Egipto, México, Montenegro y Rumania.

Es socio coordinador en un proyecto de aplicación de algas en el campo de tratamiento de agua y energía, “the Algae to Biofuel project (www.allgas.eu)”, que incluye la digestión anaeróbica de aguas residuales con tratamiento “Upflow” de aguas residuales anaeróbicas.

Aqualia también trabaja con Calagua (UV / UPV) en biorreactores de membrana anaeróbica sumergidos en el proyecto Innpronta IISIS (CDTI). En aguas residuales industriales, Aqualia está probando bioreactores anaeróbicos con membranas cerámicas en el proyecto Innpacto Filene (MINECO).

Además, Aqualia desarrolla actividades de I+D en diversos proyectos relevantes a nivel nacional relacionados con la mejora de la calidad y sostenibilidad del agua: ANAMMOX Vigo (Xunta de Galicia y CDTI), Relleno Vigo (Xunta de Galicia), Innpronta ITACA (CDTI) e Innpacto DOWNSTREAM (MINECO).

El grupo Bioe es un equipo multidisciplinar de la Universidad de Alcalá (UAH). Su campo de investigación es la Biotecnología Ambiental centrada en el uso de la electroquímica microbiana. De este modo se fusionan herramientas microbianas, electroquímicas e ingeniería para restaurar ambientes contaminados (agua y suelos) explorando el fascinante mundo de de las tecnologías electroquímicas microbianas (MET). La investigación se divide en dos entornos científicos independientes que cubren diferentes aplicaciones desde la escala de nanotecnología hasta la escala de metro cúbico.

El grupo nació en el área de Ingeniería Química de la UAH, un entorno académico con una gran experiencia en la ejecución de proyectos de bioingeniería y biotecnología orientados a las tecnologías limpias. Además, Bioe está ligado a IMDEA Agua, una institución dedicada a la investigación del agua que proporciona excelentes equipos de análisis junto con instalaciones para probar prototipos de escala piloto.

RECUPERACIONES TOLÓN, S.A. es una empresa mediana con sede en Alicante, fundada en 1945. Su actividad principal es el reciclaje y manipulación de chatarra, principalmente de hierro, acero, aluminio, cobre, bronce y latón, baterías de plomo-ácido, calamina y zamak, además otros metales de interés industrial.

El material de desecho se recoge en nuestras instalaciones, posteriormente se selecciona, se trata y se manipula para obtener una materia prima de alta calidad bajo un estricto proceso de control. Por último, el material está listo para ser introducido de nuevo en el proceso productivo circular (es decir, la industria siderúrgica, la construcción, la química, etc.).

Con más de 60 años de experiencia en el campo de la recuperación de chatarra metálica, la empresa se ha desarrollado en base a altos estándares de protección ambiental y mejora de procesos mecánicos.

La estrategia de negocio se centra principalmente en reducir el impacto ambiental, aumentar la eficiencia del proceso de recuperación y proporcionar beneficios ambientales y económicos para el ámbito local a partir de la economía circular de los metales industriales. Estamos centrados en la reducción de nuestro impacto ambiental (incluyendo las emisiones de CO2) a través de la salud global y la prevención de riesgos, aplicando un estricto control de procesos e implementando una mejora continua de los procedimientos. En este sentido, colaboramos con centros de investigación y universidades para estudiar la viabilidad del uso de metales reciclados (aluminio, hierro, cobre) en procesos de protección ambiental, principalmente tratamiento de aguas residuales industriales y, extracción y recuperación de metales de corrientes industriales. Además, la relación con nuestros proveedores y clientes es un punto clave para nuestro servicio, por lo que se realizan esfuerzos continuos para asegurar la máxima calidad de los procedimientos a través de un sistema de gestión de seguimiento de las acciones llevadas a cabo.

Contacto